Buscar
  • Editorial L'Palussa

Ciclos menstruales: Cambios abruptos dentro de la cuarentena

Actualizado: jun 6

Por: Julieth Alemán Yepes



El 2020 es un año que pasará a la historia por la crisis de salud en la que estamos viviendo. Esta pandemia nos ha obligado a refugiarnos en nuestro hogar; ha modificado, drásticamente, nuestro ritmo de vida, de trabajo e incluso nuestro ciclo femenino.


La influencia social de esta cuarentena nos ha afectado a varias en nuestra menstruación, la modificación tan extrema de nuestros ritmos de vida ha hecho que este proceso se retrase o se adelante sufriendo en el camino una serie de contratiempos que, lógicamente, nos preocupan y nos hacen pensar más conscientemente sobre nuestro ciclo.


Antes de empezar a escribir este artículo, propuse en mis redes sociales que mis amigas y conocidas me comentaran cómo es que esta cuarentena había modificado su ciclo menstrual; no fue una sorpresa toparme con anécdotas en donde ellas manifestaban que los cambios no solamente eran a nivel físico, sino también emocional llevando, incluso, algunas a estados de depresión y sensibilidad fuertes. Es así como este período tan duro y drástico por el que estamos atravesando nos lleva a ser más atentas sobre nuestro cuerpo y como este se ve afectado por los fenómenos sociales que conviven en nuestro día a día. Este texto propone la idea de que aprendamos a reconocernos y a vivir estos ciclos de manera más armónica y mucho más atenta ya que esto nos puede ayudar a conocer mejor nuestro cuerpo y su funcionamiento natural.



1. Retrasos por estrés:


Dentro de las opiniones que me llegaron había muchas que hacían referencia a que sus menstruaciones habían sufrido retrasos de una a tres semanas. Es claro que, si no hay factores como relaciones sexuales anteriores al ciclo, estos retrasos pueden darse por estrés y por el cambio tan abrupto del día a día. Parece extraño y ajeno pero la verdad es que las mujeres tenemos cargas emocionales muy fuertes y nuestro útero siente y contiene esa información.


Lo principal es tranquilizarnos. Una de las claves más obvias y poco practicadas antes estos retrasos en el período es relajarnos. Es sencillo escribirlo, pero llevarla a la práctica cuesta bastante, por ello algunos tips que recomiendo son:


- Tomar infusiones naturales de manzanilla o canela: Estos dos elementos son conocidos por su efecto relajante, además que consumir bebidas calientes nos ayuda a que el útero se relaje más y así llegar a nuestra menstruación.

- Masajes en el vientre bajo con aceites minerales: Es importante que aprendamos a tocarnos y a conocer nuestro cuerpo. Este masaje puede ayudarnos a calmarnos y estar en contacto con nuestro útero lo cual facilita el ciclo menstrual.

- Bolsas de agua caliente y baños de asiento[1]: Estas dos herramientas nos pueden ayudar mucho, no solamente a tranquilizarnos sino también a calmar diferentes dolencias en nuestro cuerpo.



2. Menstruaciones adelantadas:


Otro fenómeno presente en estos cambios tan abruptos son las menstruaciones adelantadas. Esto también es un factor normal que se nos puede presentar varias veces dentro de nuestro ciclo[2]. Dentro de los testimonios recogidos, es evidente que este tipo de menstruaciones vienen acompañadas de cólicos fuertes, cambios abruptos de emociones y cambios a nivel físico: como la presencia de acné en algunas partes del cuerpo.

Ante estas dolencias, lo recomendable es llevar un registro (como un diario, o con una app sobre ciclos menstruales etc.) que te permita conocer y monitorear este proceso y llevarlo de un manera más amena y no tan dolorosa.


Recuerda que la menstruación es un proceso que podemos llevar de una manera más sensata y amorosa. Es necesario e importante que aprendas a conectar con esta, ya que de ella puedes aprender y así cambiar rutinas y emociones que te hagan daño. Hagamos de nuestro ciclo menstrual una experiencia de aprendizaje y amor propio.

[1] Es importante que consultes con tu mèdico antes de usar estos baños de asiento y se hagan con cuidado. Mi recomendación es que investiguen muy bien y con precaución antes de llevarlo a práctica. Es vital que entiendan el funcionamiento de este y así poder llevarlo a cabo con tranquilidad y responsabilidad. [2] Si esto se presenta varias veces es importante acudir a un especialista.

1,763 vistas3 comentarios
  • Facebook
  • Instagram
0
  • Facebook
  • Instagram